La dieta hiperproteica en resumen, es una dieta que se basa en ingerir alta cantidad de alimentos ricos en proteínas, tanto de origen animal como vegetal, como pueden ser las carnes, pescado, huevo, quesos y lácteos, pero eliminando casi la totalidad de los carbohidratos que se ingieren. Ahora bien, ¿este tipo de dietas a qué publico va dirigido? Este tipo de dieta busca generar grandes pérdidas de peso, al tener un alto valor de proteínas pero de bajo valor calórico, con el fin de adaptar al organismo a quemar aquellas reservas de grasa durante el catabolismo de nutrientes, y así obtener la energía necesaria durante el día. Sin embargo, es pertinente saber que las proteínas de origen animal no están compuestas en su totalidad de este nutriente (la proteína), también es un alto contenedor de grasas, sobretodo de grasas saturadas, que en la dieta deben tener un consumo restringido, más no eliminarlo por completo.

¿CÓMO FUNCIONA?

El organismo usa como energía principal e inmediata los carbohidratos. Si el organismo no tiene esta fuente de energía va a utilizar la siguiente fuente de energía disponible, y esa son las grasas, con ello se va a conseguir perder esa reserva en forma de grasa.

Es importante mencionar que cuando el organismo consume gran cantidad de energía en forma de grasa o ácidos grasos, al metabolizarse se producen por el hígado los cuerpos cetónicos; estas cetonas se utilizan como fuente de energía, sobre todo en el cerebro, músculos, riñones y corazón. Por ende, se acumulan en el organismo. Cuando se llega al acumulación, se llega al estado de cetosis.

Este estado del organismo (cetosis), en el que se van gastando las reservas grasas, es el que se pretende conseguir al seguir esta dieta.

La cetosis y el nivel de ésta se puede medir con tiras de papel indicadoras con la orina, que se pueden comprar en la farmacia.

Este cambio de utilización de la energía, y el acumulo de cuerpos cetónicos en hígado y riñones, es el que provoca que el organismo sea más ácido. Así, la variación del metabolismo, en cierto modo, es como si se tratara de una diabetes en la que el organismo no utiliza la insulina. Precisamente éste es otro de los motivos importantes por lo que es recomendable, si se desea seguir esta dieta estrictamente, que esté pautada y controlada por un Nutricionista.

Dependiendo de lo estricta que se desee hacer la dieta, algunas veces se puede añadir verduras y frutas, que de por sí contengan muy poca cantidad de carbohidratos como puede ser:

  • La lechuga y todas las variedades
  • Pepino, rábano, col, germinados, apio
  • Pimento, tomate, puerros, nabo, alcachofas
  • Pomelo, poco contenido de frambuesas, fresas o arándanos
  • Sandía
  • Aunque evitando siempre los azúcares simples y refinados.

ALGUNOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LA DIETA HIPERPROTEICA

  • Mal olor corporal y mal aliento. Es el olor parecido al de los animales carnívoros, y el de las cetonas acumuladas en el organismo. El mismo olor podemos notar en los niños pequeños que suelen tener cetona elevada.
  • Se debe controlar el tipo de alimento que se ingiere, ya que en general cuando estos alimentos de origen animal, que son muy ricos en proteínas, también lo son en grasas saturadas y colesterol, por lo que puede provocar un aumento de los niveles de LDL o colesterol malo.
  • Se corre el riesgo de perder masa muscular, de hecho al no disponer de energía rápida y si sólo se comen muy estrictamente proteínas (eliminando las grasas también) estas no pueden almacenarse en forma de reservas musculares por que se utilizan como fuente energética.
  • Otro problema bastante habitual es el déficit de algunas vitaminas, minerales y antioxidantesque nos aportan las frutas y verduras naturales.
  • Estreñimiento, al eliminar estos alimentos y en particular la fibra de los cereales, provoca estreñimiento. Generalmente los alimentos muy ricos en proteínas y bajos en hidratos de carbono son igualmente muy bajos en fibras. Por lo que no es aconsejable seguir estas dietas durante mucho tiempo seguido.
  • Aumentan la necesidad de orinar, tiene efecto diurético, por lo que es necesario beber más agua.
  • La cetosis a su vez puede provocar algún efecto secundario como irritabilidad, dolor de cabeza o nauseas.
  • Cuando en la dieta se incluye mucha cantidad de carnes rojas y lácteosenteros, se pueden aumentar el riesgo de problemas cardiacos.

¿CÓMO SE HACE? ¿QUÉ PRECAUCIONES DEBEMOS TOMAR?

Antes de empezar esta dieta como cualquier otra, es preferible consultar al médico, al farmacéutico o al dietista, que como especialistas van a poder ayudar llevar el seguimiento, no todo el mundo puede seguir la dieta hiperproteíca, algunas veces es preferible seguir otro tipo de dieta.

Está contraindicado en personas con problemas renales y cardíacas.

EN LA DIETA CETOGÉNICA:

No se debe tomar más de 20 a 60 gramos de hidratos de carbono diarios, lo cual es muy poco, ya que generalmente solemos ingerir entre 250 y 300 gramos diarios.

La cantidad de proteína diaria ha de ser moderada dependiendo del peso, el género y la cantidad de ejercicio que se hace cada día.

Se trata de llegar a cetosis y mantenerse en ella para consumir las grasas depositadas.

En la dieta cetogénica, las cantidades se deben distribuir de este modo:

  • 70-75% de las calorías son grasas
  • 20-25% de las calorías son proteínas
  • 5-10% de las calorías son carbohidratos(50 gramos/día, generalmente en una dieta de 2000 calorías se suelen ingerir al menos 300 gramos/día)

Mientras las calorías no estén restringidas.

La dieta cetogénica disminuye la necesidad de comer, ya que disminuye el hambre por lo que no es tan necesario contar las calorías.

Aunque es importante saber cómo afectan las calorías, dependiendo de las necesidades.

La base de esta dieta es eliminar los hidratos de carbono, con alto contenido graso e ingesta proteica moderada.

¿PORQUÉ ALTO CONTENIDO EN GRASAS Y MODERADAS PROTEÍNAS?

  • Las grasas no afectan en los niveles de azúcarsanguíneo y en los niveles de insulina.
  • Las proteínas sí afectan al nivel de azúcar sanguíneo y la insulina si se consumen en importante cantidades.
  • Si se comen demasiadas proteínas, más de 1,5 gramos/por kilo de masa corporal.
  • Puede derivarse a altos niveles de insulina sanguínea.
  • Cuando hay altos niveles de insulina, pueden disminuir la capacidad de quemar ácidos grasosy con ello el sustrato para producir la cetosis.

Este problema ocurre algunas veces, dependiendo de la resistencia a la insulina que se tiene.

Cuando se toma mucha proteína pura, sin la suficiente cantidad de grasas necesarias, se puede llegar a una situación en la que aparecen síntomas como diarrea, dolor de cabeza, fatiga, hambre excesivo aunque se coma.

Para solucionar este problema se deben incorporar a la dieta alguna cantidad de hidratos de carbono y grasas, y en dos o tres días se superan.

La primera semana en la que se toma la dieta hiperproteícalos niveles de azúcar sanguíneo bajan mucho, por lo que pueden derivar a unos niveles muy altos de insulina, con ello esta hipoglucemia consume todo el glucógeno almacenado, tanto en músculos como hígado.

Si se tiene costumbre de comer muchos hidratos de carbono, esta situación es mucho más pronunciada. Esto es lo que llamamos hipoglucemia reactiva.

Cuando se sigue esta dieta por corto periodo de tiempo, es una dieta segura, ayuda a mantenerse llenos y a perder peso más fácilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.