Consejos básicos para recuperarse del Covid-19

En los tiempos de pandemia por la covid-19 es fundamental tener en cuenta estas claves en su dieta. Estos principios alimenticios le ayudarán a mejorar más rápido su salud y su sistema inmunitario durante el proceso de esta enfermedad y lograr un proceso de fortalecimiento posterior a la infección. 

Estos tips son básicos  para  enfrentar este virus o cualquier infección que afecte a nuestro cuerpo.

Una buena dieta para enfrentar el coronavirus consiste en consumir alimentos que proporcionen energía, mantenerse muy hidratado e ingerir proteínas para ayudar en la reparación de las células y los tejidos.

El sistema inmunológico es una red de órganos, células y químicos que luchan contra las infecciones de muchas formas. Los glóbulos blancos, anticuerpos y otros mecanismos destruyen los microorganismos dañinos, y además reparan las células y tejidos afectados por cualquier enfermedad.

Cuando el cuerpo sufre una infección, el sistema inmunológico extrae proteínas de los músculos que se descomponen y se transforman en aminoácidos, que a su vez el sistema inmunológico usa para producir nuevas proteínas.

Los hábitos alimenticios forman parte de la rutina diaria y a veces se pasan cuando una persona se recupera de la covid-19. Por esta razón es que muchas personas pierden peso y sienten sus músculos débiles cuando están enfermas.

La FAO recomienda seis hábitos alimenticios que consiste en:

1. Consuma alimentos de todos los grupos

Se recomienda consumir todos los grupos de alimentos en su dieta para tener los nutrientes para ayudar al sistema  inmunológico. Este sistema es una red de órganos, células y químicos que luchan contra las infecciones de muchas formas. Los glóbulos blancos, anticuerpos y otros mecanismos destruyen los microorganismos dañinos, y además reparan las células y tejidos afectados por cualquier enfermedad.

Por eso comer alimentos ricos en carbohidratos como avena, pan y pasta, además de productos ricos en proteínas y ricos en energía como yogur, así como la grasa provenientes de huevos y nueces, a pesar que la persona enferma sienta poco apetito.

   2. Coma frutas y hortalizas en abundancia

Las frutas y hortalizas proporcionan gran cantidad de vitaminas y minerales, así como la fibra necesaria para una dieta saludable. Las frutas y hortalizas congeladas o enlatadas mínimamente elaboradas son una opción adecuada para limitar sus viajes al mercado o supermercado.

  3.  Incluya legumbres, cereales integrales y frutos secos a su dieta

Las legumbres, los cereales integrales, los frutos secos y las grasas saludables como las que contienen los aceites de oliva, sésamo, cacahuete u otros aceites insaturados pueden reforzar su sistema inmunitario y ayudar a reducir la inflamación. Las legumbres en particular son ecológicamente inocuas y, en general, una fuente asequible de proteínas. Los frijoles, los guisantes, los altramuces y otras legumbres tienen un alto contenido de vitaminas y minerales

Vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales

Para tener un buen proceso, la dieta debe contar con las vitaminas y minerales adecuados.  Estos micronutrientes se encuentran en muchos alimentos, como en las frutas y verduras, carne, huevos y lácteos. 

Si el paciente no tiene apetito durante la enfermedad, por lo que le cuesta obtener todas sus vitaminas vía alimentos, puede considerar tomar un suplemento multivitamínico enriquecido con Omega-3.

4.     Evite el exceso de consumo de las grasas, el azúcar y la sal

En momentos de estrés elevado, muchas personas consumen alimentos que les producen una sensación de bienestar o precocinados. Lamentablemente, estos suelen tener un elevado contenido de grasas, azúcar, sal y calorías, lo cual, como parte de una dieta desequilibrada, puede afectar con el tiempo a su salud general.

5.     Lleve a cabo una buena higiene de los alimentos

La higiene en todas sus formas resulta especialmente importante en estos tiempos de pandemia. Sin embargo, cabe recordar que la COVID-19 es una enfermedad causada por un virus respiratorio. No es una enfermedad transmitida por los alimentos.

6.     Manténgase hidratado y beba abundante agua

Hacer ejercicio resulta importante tanto para su salud física como mental. La obesidad y el sobrepeso han aumentado significativamente en los últimos años. Especialmente ahora, cuando las personas permanecen en casa más tiempo debido a las restricciones de la Covid-19, es importante encontrar otras formas de mantenerse activo. 

Las bebidas con leche como el chocolate caliente y los batidos que incluyen algún tipo de lácteos son buenos para mantener la hidratación y recibir energía.

Las bebidas sustitutivas de comidas y las comidas preparadas saludables también pueden ser un recurso provisional en medio de la fatiga.

Motivados por los cambios causados por el covid-19, lo más importante es mantener un estilo de vida saludable, cuidando los hábitos alimentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.