Cosas que las pastillas para bajar de peso ¡NO HACEN!

¿Quieres bajar de peso? Las pastillas para adelgazar están entre los métodos recurrentes cuando se quiere mejorar la figura, y  es que esto se ha convertido en la obsesión de mujeres y hombres desde hace muchos años.

Cada cierto tiempo te enteras de nuevas tendencias y dietas para lograr esa silueta perfecta que es tan deseada y anhelada. Lo intentas ¿qué sucede? Los resultados no fueron tan buenos como los esperabas. ¿Por qué?, porque este es un método que es insostenible en el tiempo en lo referente a la pérdida de peso.

Usted cree que con tan sólo tomar pastillas para bajar de peso los kilos de más desaparecerán por arte de magia. Lo peor de esto es que no es su culpa creer algo así, sino que el marketing nos ha bombardeado con tantas promesas falsas, que terminamos creyendo lo que sea.

Hoy en día la cantidad de alimentos procesados que ingerimos es cada vez mayor. Nuestra vida cada vez más sedentaria. La falta de tiempo como resultado de las ocupaciones diarias o como excusa, nos impide realizar ejercicio de forma habitual. Todo eso hace que cada vez tengamos más grasa acumulada en el cuerpo, ya que todos estos factores se interrelacionan. Con lo que eso supone para nuestra salud, nuestro físico y nuestra autoestima, resultados fatales. Quizás por eso, las pastillas quemagrasa siguen teniendo tanto éxito, ya que la posibilidad de obtener resultados de forma rápida y sin esfuerzo alguno puede ser demasiado tentadora para muchas personas.

Aunque una pastilla promete que te ayudará a eliminar la tan molesta grasa puede parecer un sueño, ten mucho cuidado, o el sueño se convertirá en una pesadilla. Cuando anuncian las pastillas quemagrasa para intentar vendértelas, te dicen que consiguen una reducción de la grasa corporal al combinarlas con ejercicio y dieta sana, o lo que es aún peor, te prometen adelgazar sin ayuda de ejercicio o de una dieta saludable.

1 de cada 4 personas sufre de sobrepeso, así que es cada vez más probable que la gente recurra al antiguo y costoso arte de las pastillas y suplementos quemagrasa. Estas pastillas y suplementos prometen muchas cosas, como: acelerar el metabolismo, mejorar la composición corporal, incrementar la sensación de satisfacción después de comer, suprimir el apetito, etc. Pero, ¿qué tan cierto es todo esto que prometen?

Baja de peso ¡sin hacer dieta!. Las empresas que manufacturan este tipo de suplementos viven para hacerte creer que tan sólo tomando una pastilla, los kilogramos de más desaparecerán como por arte de magia. Y desafortunadamente los resultados permanentes requieren un esfuerzo. Ese esfuerzo implica tomar mejores decisiones con respecto a tu alimentación. No hay pastilla, crema o suplemento que sea más poderoso que los alimentos que le metes a tu cuerpo.

 ¡No necesitas hacer ejercicio!. Muchas pastillas para adelgazar prometen que el ejercicio no es necesario. Y así como cambiar de dieta, no puedes saltarte el ejercicio para tener una óptima pérdida de peso. De hecho, la pérdida de peso sin dieta o ejercicio no tiene mérito, ni aval científico.

Acelera tu metabolismo. Hace más de 10 años habían productos para la pérdida de peso que agregaban ephedra para acelerar el metabolismo. Luego la FDA Prohibió el ephedra por preocupaciones de salud. Desde ese entonces, otros ingredientes activos, desde el té verde, hasta la cafeína, han intentado tomar su lugar. Sin embargo, ninguno de esos ingredientes puede bajar de peso de manera permanente.

Te sentirás más llena. La proteína, la fibra y las grasas te llenan, las pastillas y los suplementos no. La clave es establecer cómo agregar cada uno de estos ingredientes de alta calidad a las comidas para tener los resultados que quieres.

Cambia la composición de tu cuerpo. Ciertos suplementos prometen un cambio en tu composición corporal, usualmente al cambiar el uso de nutrientes o suprimiendo ciertas hormonas. Aunque esto, en teoría, podría funcionar, no se han hecho muchas investigaciones al respecto para probar su efectividad.

Bloquea la absorción de carbohidratos. Tomar un suplemento que bloquee los carbohidratos es una mala estrategia, ya que no hay investigaciones que comprueben que esto sea posible.

Las pastillas para bajar de peso que te prometan alguna de estas cosas no funcionarán, ¿pero sabes qué si funciona? Construir platos de comida que tengan una inclusión de vegetales, proteínas y granos de buena calidad. Y, por supuesto, hacer ejercicio diariamente. Las dietas milagro y los supuestos alimenticios o pastillas milagro quemagrasa son prácticamente el día a día de aquellas personas que quieren o necesitan bajar de peso con urgencia. Sin embargo, la mayoría de las veces no buscamos la suficiente información ni le hacemos caso a los posibles efectos secundarios que todos estos remedios supuestamente milagrosos pueden tener.

Efectos secundarios que pudieran acarrear consigo las pastillas quemagrasa, datan en que pueden incrementar la frecuencia cardíaca por tener altos concentrados en cafeína, así como también producir insomnio y nerviosismo en la persona. Hay otras que generan mareos y debilidad, provocan sabor a metal en la boca, cólicos, entre otros.  También provocan ansiedad, ya que los componentes que utilizan en la mayoría de estas pastillas aumentan considerablemente la hormona del estrés (el cortisol), la subida de esta hormona puede provocar ansiedad, vómitos y mareos.

El efecto rebote es otro efecto secundario que traen consigo estas pastillas, como se mencionó anteriormente, este es un método que es insostenible en el tiempo. Puedes recuperar el peso que perdiste en forma descontrolada y hasta a un nivel mayor al punto original, es decir, puedes ganar más peso que el que tenías antes de comenzar a tomar estos medicamentos.

¿Son las pastillas un truco mágico para perder peso? No, El verdadero secreto para darle un cambio a tu vida es comprometerte contigo mismo, crear cambios que sean sostenibles a lo largo de tu vida, y esto solo se logra a través de las prácticas saludables, modificando realmente tus hábitos. Si antes eras una persona sedentaria al 100% y ahora te has decidido por realizar una actividad física 30 minutos todos los días, es un cambio saludable que tu organismo agradecerá en líneas generales, y sobre todo, notarás que la ropa empieza a quedarte floja, y si a esto le añades un régimen dietario acorde a tus necesidades individuales, te sentirás más que satisfecho contigo mismo.

Tener un peso acorde a tu edad y estatura es la meta principal que debes lograr, siempre cuidándote desde el punto cero. Buscar un nutricionista, seguir cada una de sus instrucciones y recomendaciones, para luego empezar el camino hacia esa meta con compromiso, esmero, constancia y dedicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.