La pérdida de peso  es el descenso del peso corporal. Ella puede ser voluntaria e involuntaria; donde la voluntaria es aquella que se decide bajar de peso; ya sea porque las personas quieren mejorar su apariencia física, o involuntaria cuando se padece una patología como cáncer, hipertensión o diabetes, que conllevan a que persona baje kilogramos de forma exagerada; mostrándose un déficit de peso notorio en este tipo de pacientes.  El estado nutricional es un proceso bastante complejo que depende de numerosos factores como los son los ambientales, genéticos y orgánicos. Muchas de las alteraciones nutricionales condicionan los ajustes metabólicos como una medida que compensa el organismo para cubrir tanto el déficit (desnutrición o bajo peso) o exceso (sobrepeso u obesidad); a medida que progresa este deterioro las reservas van modificándose y al agotarse estas, se produce una lesión en el índole bioquímico, alterándose luego la composición corporal y en la etapa final, se hacen evidentes las manifestaciones clínicas.

Para lograr una efectiva pérdida de peso es de gran índole primordialmente realizar una evaluación nutricional integral donde se evalúen los parámetros antropométricos, clínicos, bioquímicos y nutricionales. En donde en la antropometría se harán una serie de mediciones que permiten estimar el peso, talla, índice de masa corporal, pliegues tripciptales y subescapulares, y circunferencias que estiman la contextura de los individuos.  En Los signos clínicos se basa en el examen de ciertos cambios que se suponen relacionados con una nutrición inadecuada y que pueden palparse en la piel, ojos, cabello mucosa bucal o en órganos próximos a la superficie del cuerpo.  Las pruebas bioquímicas son pruebas muy ventajosas permiten detectar déficit u excesos aun en un periodo pre patogénico de la enfermedad; confirma cuantitativamente un defecto nutricional sospechado, con base en la evaluación clínica. Las encuestas nutricionales son instrumentos donde se registra la información referente al consumo de alimentos y la calidad de la alimentación de una persona o grupo de personas. Promueven la realización de un diagnostico dietético completo que incluyen todos los hábitos, conductas alimentarias e identificar riesgo por déficit u exceso.

La pérdida de peso es ideal en aquellas personas generalmente que sufren de sobrepeso u obesidad, estas patologías  hacen que el organismo humano este  alterado y provoque una enfermedad más complicada que supediten todos los valores bioquímicos, fomentando ser un riesgo para la salud. Después de que las personas han sido evaluadas se debe comenzar a seguir un plan de alimentación y ejercicios que deben ser administrados por un profesional de La nutrición y la dietética; que son los expertos en recomendar de una forma saludable y que no afecte el cuerpo, ellos darán un verdadero y completo plan de alimentación que va hacer perder peso pero poco a poco; ya que esas famosas dietas que se publican en internet de bajar 5, 10 o 20 kilos en una semana o un poco mas no son ciertas, puesto que todos los organismos son distintos y no reaccionan igual; y la mayoría de las veces estos remedios milagrosos que son falsos porque son publicados por cualquier persona sin tener vastos conocimientos, hacen que el cuadro que se padece se agrave aun mas y haga que se produzcan enfermedades que no se tenían, siendo un dolor de cabeza para poder eliminarlas o controlarlas, una vez que ya han sido presentadas. Para disminuir el peso es necesario que se sea consciente de que se haga por salud y no solo por una apariencia física, porque muchas veces se siguen planes de alimentación muy rígidos que terminan siendo un desastre para el cuerpo.

No es necesario que se deje de comer o se omitan alimentos, sino se haga en las proporciones adecuadas, junto con la realización de meriendas saludables que debes consumir todos los días, que te harán sentir más saciado, y así cuando se vaya a consumir un alimento energético muy cargador lo comas poco pues el sistema ya se encuentra más lleno. Todo régimen de alimentación no tiene porque ser exhaustivos y tampoco debe producir cansancio deberá irme modificando para que las personas lo hagan y no se cansen de él; muchas veces es la razón por la cual las personas suelen cansarse y dejar de realizarlo e irse al error de tomar suplementos o pastillas para adelgazar que suelen ser un fiasco y comprometen la salud cuando se toman inconscientemente.

El adelgazar en todos los grupos de edades es distinto, porque la cantidad de tejido adiposo en niños, jóvenes, adultos jóvenes, y adultos mayores es diferente; por eso los planes de alimentación deben ser individualizados, no se puede administrar la misma alimentación a un adulto mayor que un joven porque el joven necesita más energía. Podrá consumir para una dieta saludable:

  • Para el desayuno y la cena

Un plato de entrada: pudiendo ser el consumo de una taza mediana de frutas picadas en trozo, atoles (a los cuales solo le podrá el cereal, leche y una cucharada de azúcar), o una sopa de verduras (como papa, zanahoria, cebolla, ajo, calabacín).

Un plato proteico: 2 rebanas de Queso,1 unidad de  huevos, 3 cucharaditas de atún, 1 longa de jamón, 2 cucharadas de requesón, 1/2 trozo de pescado fresco, 120 g carne, pues ella al cocinarse se reduce( falda, muchacho, pulpa negra),

Un acompañante calórico como Mantequilla, mayonesa, margarina, mermelada. Solo debe colocar una cucharadita de ella.

Un  acompañante: como 1 unidad arepa pequeña equivale a 60 gramos, 1 unidad cachapa, 2 rebanadas de pan, panquecas. A las preparaciones de la arepas agua, sal una cucharadita, y procure colocarle una hortaliza como zanahoria o calabacín; en las cachapas maíz, leche una cucharadita, sal y una cucharada de aceite para sofreír.

  • Para las bebidas: Frescos de patilla, lechosa, guayaba, mora, guanábana, mango, y jugo de naranja. Los frescos se denominan así porque llevan más agua que fruta y los jugos mas fruta que agua.
  • Para el almuerzo:

Plato de entrada: Ensaladas crudas o cocidas de vegetales, también consuma sopas de verduras con carne, consuma cremas las cremas prepárelas con zanahoria, apio, papa, ajo, cebolla, sal una cucharada, y adicionar al licuar una 2 cucharadas de leche en polvo.

Plato proteico: Carne mechada, carne guisada, carne sancochada, pollo, gallina, pescado, atún, mariscos podrá consumir solo una porción del tamaño de la palma de su mano.

Primer acompañante: 100g cocidos de pasta o  arroz.

Segundo acompañante: Debe incluir siempre ensaladas crudas o cocidas, que lleven tomate, cebolla, lechuga, brócoli, coliflor, u otros ingredientes de su preferencia colocándole una pizca de sal y tan solo una cucharadita de aderezo como mayonesa para hacerlas más atractiva al paladar.

Bebida: Jugos de diversas frutas como lechosa, limón, manga, durazno, fresa, o aquellas frutas que estén al alcance de su bolsillo.

  • Las meriendas: deben hacerse dos horas después del desayuno y dos horas después del almuerzo en las cuales puede incluir yogurt natural con frutos secos, gelatina, una fruta de su preferencia pero solo una unidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.